Es una especialidad en la que se desarrolla la nutrigenómica -rama de la genómica que aplica las propiedades de los alimentos sobre la expresión genética individual con el fin de mejorar u optimizar la salud de cada persona- para mejorar la patología propia de la fisioterapia.

Consiste en el tratamiento de la fascia. La fascia es el tejido conjuntivo que rodea todos los órganos, cada músculo y cada una de sus fibras. El recorrido de la fascia es continuo; es por ello que cualquier cambio estructural de la fascia en una determinada parte del cuerpo producirá restricciones en las partes distales.

La inducción miofascial es un concepto de tratamiento de las lesiones del aparato locomotor, a base de compresiones manuales tridimensionales sostenidas a través de diferentes niveles de movimientos corporales en todo el sistema fascial, con el objetivo de eliminar las limitaciones funcionales. La eliminación de las restricciones permite reestablecer el equilibrio corporal, eliminar los síntomas dolorosos y recuperar la alterada función del aparato locomotor.

Aplicaciones clínicas:

  •   Cervicalgias, dorsalgias y lumbalgias
  •   Disfunciones de origen tendinoso: túnel del carpo, codo de tenista, Sdr. de De Quervain, tendinitis bicipital, del manguito de los rotadores, de la pata de ganso, de la cintilla iliotibial…
  •   Hombro doloroso
  •  Fibromialgia
  •   Tratamientos de recuperación postquirúrgica
  •  Cefaleas de origen mecánico
  •  Fascitis plantar
  •  Cicatrices
  •  Síndrome de salida torácica
  •   Síndrome postlatigazo cervical

Un punto gatillo miofascial es un foco hiperirritable dentro de un conjunto de fibras musculares, que presentan más tensión que el resto de fibras del músculo. Este punto es doloroso a la compresión y puede provocar un dolor referido, restricción de la movilidad, debilidad. Realizamos el tratamiento de forma:

– Conservadora : presión, estiramiento…
– Invasiva : mediante agujas de acupuntura, de forma superficial o profunda, sin inyectar ninguna sustancia.

Aplicaciones clínicas: 

  •  Contracturas
  •  Cicatrices
  •   Síndrome de salida torácica 
  •   Síndrome postlatigazo cervical

El Vendaje Neuromuscular se está convirtiendo en una necesidad para los deportistas de élite de todas las disciplinas quienes están usando con gran aceptación y con increíbles resultados esta nueva forma de terapia. Puede ser aplicado en niños, mujeres y ancianos. Las funciones que se atribuyen son la capacidad de reeducar el sistema neuromuscular y propioceptivo, mejorar la postura del paciente gracias a la información sensoriomotriz que le aporta, facilitar el drenaje linfático, reducir el dolor y acelerar el proceso de reparación de la lesión permitiendo en todo momento el movimiento.

Aplicaciones clínicas:

  •   Lesiones deportivas
  •   Dolores de espalda
  •   Tendinitis
  •   Dolores articulares
  •   Drenaje (hematomas, edemas)
  •   Tratamiento de cicatrices

Movilización del sistema nervioso periférico con el objetivo de restaurar la movilidad entre éste y su interfaz mecánica (músculos, huesos, fascias, piel), la cual se encuentra a menudo restringida en todo tipo de patologías del sistema músculo-esquelético.

Acción refleja, a distancia, a partir de estiramientos progresivos en el tiempo y en el espacio del tejido conectivo laxo. El trabajo del dermatoma aisladamente permite actuar sobre el conjunto de estructuras de la metámera.

Principales indicaciones:

  •   Sedación del dolor
  •  Síndrome algoneuridistrófico
  •   ​Descanso general
  •   ​Lumbalgias
  •   ​Estreñimiento
  •   ​Fracturas
  •   ​Cefaleas
  •   ​Problemas ginecológicos, arteriales, venosos…
  •   ​Hernia discal

Masaje transverso profundo sobre las partes blandas lesionadas del aparato locomotor con el fin de recuperar su movilidad normal.

Principales indicaciones:

  •   Esguinces
  •  Cicatrices
  •   Lesiones tendinosas

Conjunto de técnicas de cinesiterapia, que van a poner a las estructuras músculo-conjuntivas en posiciones alongadas o alargadas para mantener o mejorar su extensibilidad y elasticidad.

En los levèes de tensión se aprovecha la fase de inhibición que se produce después de una contracción isométrica para recuperar una mayor longitud de las fibras.

Principales indicaciones:

  •   Después de inmovilizaciones, reposos prolongados, posiciones profesionales prolongadas… (posiciones mantenidas en el tiempo)
  •  Reeducación postraumática y postquirúrgica Recidivas lesionales músculo-tendinosas
  •  Contracturas y molestias postesfuerzo
  •   Adherencias intra e intermusculares. Retracciones músculo-tendinosas y hematomas cronificados
  •  Quemaduras en fase no aguda, cicatrices retráctiles
  •   Preparación para el esfuerzo y recuperación de la extensibilidad tras el esfuerzo

Se realiza un abordaje en globalidad del paciente y se actúa sobre la retracción del tejido conjuntivo y sobre el aumento del tono muscular, respetando la necesidad de decoaptación de las articulaciones.

Principales indicaciones:

  •   Disfunciones respiratorias (bloqueos inspiratorios…)
  •   Patología articular y tendinosa
  •  Síntomas neurologicos de origen mecanico
  •   Reeducación postural

Es un abordaje terapéutico en la cual se evalúa al cuerpo como una unidad funcional y no solo una lesión o un punto de dolor para poder así llegar al origen de la disfunción. Se vale de diferentes técnicas manuales para reequilibrar el organismo y permitir una buena adaptación a la vida diaria.

Aplicaciones clínicas:

  •   Bloqueos articulares
  •  Dolores de cabeza
  •  Dolores de espalda
  •  Alteraciones del sistema digestivo
  •  Mareos
  •   Hernias discales

Es un método de acondicionamiento físico basado en ejercicios específicos que se realizan de forma coordinada con la respiración.

En pilates se realiza un trabajo postural y de fortalecimiento y flexibilización. El método Pilates se diseñó para trabajar directamente los músculos más profundos del cuerpo.

Aplicaciones clínicas:

  •   Consciencia corporal: aprenderás a conocer tu cuerpo, a saber utilizarlo y a cómo no dañarlo con malas posturas
  •   Relajación
  •   Reducción del estrés y la fatiga al permitir que los movimientos estiren los músculos al tiempo que trabajas en los elementos fortalecedores del método. Estás habituando al cuerpo a un esfuerzo relajado
  •   Fortalecimiento del suelo pélvico preparándolo para el parto, aumentando la velocidad de recuperación y ayudando a evitar la incontinencia urinaria
  •   Elimina o disminuye los dolores de espalda producidos por el amamantamiento
  •   Osteoporosis: mejora la calidad del hueso y evita la pérdida de masa ósea
  •   Estimula el equilibrio: evita las caídas o mejora la reacción ante ellas